El Gobierno promulgó la ley que impulsa el crecimiento de la industria automotriz

NACIONAL– El gobierno de Alberto Fernández oficializó este lunes la promulgación de la Ley de Promoción de Inversiones en la Industria Autopartista y su Cadena de Valor. Lo hizo por medio del Decreto 645/2022 publicado en el Boletín Oficial. Así entró en vigencia la iniciativa que busca dinamizar aún más una de las industrias más que más puestos de trabajo directos e indirectos genera en el país.

El Senado de la Nación había aprobado y convertido en ley el 1° de septiembre pasado el proyecto de promoción de inversiones en la industria automotriz, que contempla beneficios fiscales como la exención del derecho a la exportación hasta el año 2031 y que declara «sector estratégico» a la producción autopartista.

La norma -que fue votada de manera unánime- es una de las iniciativas que reclamó el ministro de Economía, Sergio Massa, y que, cuando el funcionario era presidente de la Cámara baja, impulsó en conjunto con el diputado macrista bonaerense Cristian Ritondo.

La iniciativa establece un conjunto de medidas de incentivo orientadas a los nuevos proyectos de inversión que aseguren mayor producción, exportaciones y empleo en las terminales y empresas autopartistas, de manera de agregar valor a partir de procesos industriales.

Además, contempla beneficios para las inversiones automotrices, como la devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ya que establece que el plazo de devolución se reducirá de seis a tres años y, en el caso de la amortización de bienes de capital, de cinco a tres años.

La norma, a su vez, crea dos nuevas entidades: un programa de fomento a nuevas inversiones y el Instituto de la Movilidad. El primero de los entes comprende tanto inversiones de capital como obras de infraestructura y beneficia tanto a terminales extranjeras como nacionales.

En tanto, el segundo eje estratégico crea un instituto que tiene por objeto coordinar los distintos eslabones de la cadena de valor automotriz con el sector público, el de los trabajadores y el de innovación tecnológica.

FUENTE: MinutoUno