Informe: Seguridad en Zárate en números

Por Marcelo Matzkin (Concejal Juntos por el Cambio Zárate)

El Municipio de Zárate cuenta con una Secretaria de Seguridad, que para el año 2021 tiene asignado $223 millones de pesos que deberían servir para que los zarateños vivamos más seguros. Como la seguridad tiene de gastos e inversión montos que se van actualizando según la inflación y las divisas, para este año, y para tener sólo una base mínima se hubieran necesitado al menos 100 millones de pesos más para mantener la inversión del año pasado. En este aspecto hay tres actores que permitieron que hoy el presupuesto en seguridad sea aún más bajo que el del 2020: primero el intendente, por así planificarlo y enviarlo sabiendo de estos importes, segundo, el secretario de seguridad, porque pareciera no importarle que le quiten recursos a su área y tercero, los concejales del Frente de Todos que lo han votado afirmativamente a pesar de que hicimos saber esta reducción a través de los medios de comunicación y en los debates institucionales del Concejo Deliberante.

Ahora bien, el 2021 desde el Municipio se encara con menos recursos para la seguridad y con muy poca vinculación política con el Gobernador Axel Kicillof para suplir esta situación. Más allá de eso, Cáffaro tiene que resolver el problema de la inseguridad con un gobierno provincial de su mismo color político. Pero lo que debería ser normal hace más de un año que no es así y nos trae dudas, por ejemplo:

  • Si en el 2020 se le destinaron 10 litros de nafta por día a cada patrullero de la policía, ¿con menos dinero y un alza sostenida de los combustibles se les dará aún menos?
  • El municipio tiene un compromiso asumido y firmado en un Convenio por Cáffaro para dotar de combustibles, reparación y mantenimiento a la flota policial, ¿los está cumpliendo?
  • ¿Dónde están los 18 patrulleros de la DPU que el mismo Cáffaro dijo que tenían? (Lo dijo en su discurso en la apertura de sesiones ordinarias del 2014) ¿ y los 5 cuatriciclos y las 10 motos eléctricas de las que mostró como un éxito? ¿Se renovaron, o no se mantuvieron, o quizá se perdieron? Porque no se ven.
  • Las personas que trabajan en la DPU y en el área de Seguridad, ¿están entrenadas de forma permanente y certificada? Quien conduce a la Secretaría de Seguridad: ¿qué experiencia tiene sobre el área y sus diferentes temáticas? Porque no conocemos ni vemos ningún plan preventivo. Sin perjuicio de eso, la Secretaría de Seguridad tiene una erogación millonaria. Tampoco vemos una interacción con la policía (cuestión que se sostiene en este 2021).

La situación de la compra de tecnología se detuvo, mientras otras ciudades siguieron sostenidamente agrandando sus herramientas tecnológicas, Zárate se frenó. Aún no sabemos qué fue lo que pasó con el Centro de Monitoreo de Lima.

La Secretaría de Seguridad de Zárate no muestra datos para ayudarlos a tener un plan, por eso es indispensable que remita toda la estadística criminal con sus respectivos mapas del delito al Concejo Deliberante, estamos muy preocupados por los asaltos a mano armada que pueden devenir en homicidios en ocasión de robo. Para ello está la prevención, y sin datos ni recursos bien invertidos nos dejan a la sociedad zarateña a merced de la delincuencia. La Secretaría de Seguridad debe de tener un mapa de calor con las distintas intensidades, tipología de delitos y evolución de éstos durante el último año, y eso lo pediremos de forma urgente para que esa información la tengan los 20 concejales de todos los partidos políticos.

A todo esto el Municipio espera recaudar de los vecinos casi 50 millones de pesos en concepto de “Tasa de Prevención” con el cobro de sus tributos. Me pregunto ¿en qué servicios ese dinero les vuelve a los vecinos?

El Municipio de Zárate, con un Gobierno Provincial de su mismo signo político no puede tener excusas ante la inseguridad reinante, tampoco debe tirar la pelota para el costado creando más organismos que no sirven si ellos no afrontan el problema que es para lo que fueron votados. Nosotros seguiremos desde el Concejo Deliberante como oposición controlando y comunicando esta inacción del Poder Ejecutivo, no tenemos mayoría para imponer las discusiones y ordenanzas, pero no vamos a bajar los brazos cuando todos somos víctimas de este presente en el que vivimos con miedo en una ciudad que antes no era así.