INVESTIGACIÓN- Cáffaroleaks: Cuando se quiere, se puede

POR: Eduardo Rivas (@EduardoRivas07) – El fin de semana se conoció, por una nota en el portal informativo Infobae, que el Intendente Osvaldo Cáffaro ‘contrató a Camargo como asesor para el programa de reordenamiento de los Jubilados y de quienes perciben Asignación Universal por Hijo’. ¿Quién es este Camargo? Uno de los acusados de hacerse pasar por Máximo Kirchner y Eduardo de Pedro para conseguir contratos.

¿Y qué relación tiene con Zárate? Según lo que se transcribe en la nota periodística ‘la contratación de Rubén Martín Camargo supuso una disposición patrimonial, por parte de la Municipalidad de Zárate y en favor del nombrado, de un total de $ 1.228.104,09; esto, durante el período comprendido entre el día 29 de abril de 2020 y el día 29 de junio de 2021.’, pero esto es una verdad a medias.

Rubén Martín Camargo fue nombrado por medio del Decreto 237 del 30 de marzo de 2020 como Asesor C, entre el 1 y el 30 de abril de 2020, es decir desde un mes antes que lo que se menciona en Infobae. Tal designación se realizó, vista la nota de la Dirección General de Recursos Humanos que no consta en el Decreto, y considerando que se contaba con las vacantes disponibles para resolver conforme a lo solicitado. ¿Qué pidió Guillermo Sokol, a cargo entonces de la Dirección General de Recursos Humanos?

Pero no fue el único nombramiento. Vaya uno a saber por qué, pocos días antes de cumplirse un mes de la declaración de la emergencia sanitaria y por medio del Decreto 262 del 13 de abril de 2020 y ante la necesidad de cubrir funciones de asesoría en Conducción Superior, el Intendente Cáffaro lo volvió a designar en el mismo cargo en el que lo había designado menos de 15 días atrás.

Pero no termina todo allí. El 30 de abril, bajo el Decreto 289, y una vez más con el acompañamiento de la Secretaria Jefa de Gabinete Florencia Diez, vuelve a nombrarlo como asesor por el transcurso de un mes. Y el 28 de mayo bajo el Decreto 334 se le extiende la relación laboral hasta el 30 de junio del mismo año.

Mes a mes va renovando su asesoría con el Municipio, como muchos otros asesores, sin que se sepa a ciencia cierta qué hace y cuál es su productividad.

Pero no es lo único que cobra de la Municipalidad de Zárate.

El 24 de agosto de 2020 el Intendente Osvaldo Cáffaro firmó el Decreto 491 por el que dispuso el pago de la ‘Bonificación por Emergencia Sanitaria COVID-19 del mes de agosto 2020’ que en el caso de Camargo ascendió al 10% de su sueldo, mientras que hubo casos en los que la misma bonificación ascendió al 80% del sueldo (ya tocaremos también este despropósito).

Sí, mientras los ciudadanos estábamos en casa, los comercios cerrados, Cáffaro le pagaba a gusto y placer, extras a algunos de sus empleados, y a algunos casi les duplicaba el sueldo, lo cual explica el porqué de la adhesión a las ideas del Intendente, porque se pegan al dinero que dispone el Intendente, que es el dinero de los contribuyentes.

Pero tampoco termina allí la cuestión, al mes siguiente, el 30 de septiembre, el Intendente firmó el Decreto 562 por el que a causa de la pandemia y la emergencia sanitaria resolvió ‘el otorgamiento de una suma de carácter no remunerativo, a abonarse con los haberes del mes de Septiembre/2020’, suma que ‘será otorgada y calculada de forma proporcional, e individual, conforme a la asistencia, horarios registrados y, a los servicios prestados en el marco sanitario’. En tal concepto Camargo embolsó $10.000, al igual que los más de 650 empleados municipales que pese a lo que mencionaba en el Decreto cobraron exactamente la misma cantidad de dinero. La excepción fueron dos agentes que recibieron $18.500 y $23.000, de quienes se supone, siguiendo lo expuesto por Cáffaro, asistieron y trabajaron más del doble que sus compañeros, algo por demás curioso.

Entonces surge la duda, ¿Sobre qué asesoraba Rubén Martín Camargo a Osvaldo Cáffaro? ¿Qué acciones concretas realizó? ¿Qué informes y/o estudios presentó para justificar su contratación? ¿Qué documentación le exigieron las autoridades que presentara?

¿Asesoraba o… asesora? ¿Rubén Martín Camargo estuvo en el Municipio ayer?

Lo expuesto es de suma gravedad y demuestra la discrecionalidad del Intendente Cáffaro en el manejo de los recursos municipales. Los concejales están en conocimiento de la situación ¿Qué acciones inmediatas encararon para poner claridad en el oscurantismo municipal?

Los datos que hemos compartido en esta nota son los mismos que los principales candidatos de la oposición, Marcelo Matzkin y María Elena Gallea, exponen no pueden conseguir, y por los que no hicieron las presentaciones judiciales correspondientes para que el Departamento Ejecutivo los haga públicos.

¿Les interesa tenerlos? Cuando se quiere, se puede.