Kicillof avisa: «No es una ola, es un tsunami»

El gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, anunció este jueves que acatará “al pie de la letra” el DNU presidencial, pero admitió que pretendía un “cierre muy fuerte por tiempo limitado”, y anunció “severas multas” para quienes incumplan las medidas dispuestas para evitar la propagación del coronavirus, al tiempo que dispuso que los comercios de municipios en fase 3 bajen las persianas a las 20 horas.

“Vamos a establecer un sistema de severas multas para los cumplimientos, y vamos a invitar a adherir a los municipios y también al libre estacionamiento en lugares céntricos para desalentar el uso del transporte público”, señaló el gobernador en conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

“No es una ola lo que está pasando, es un tsunami”, dijo Kicillof sobre la velocidad de los contagios de coronavirus al inicio de la conferencia de prensa. “No solo por lo súbito, por la velocidad y porque se adelantó a las predicciones, sino por la magnitud”, amplió el gobernador. Asimismo, sostuvo que “nadie esperaba que la pandemia durara lo que está durando” y advirtió ante el posible “desborde del sistema sanitario”.

El gobernador reconoció además que la Provincia buscaba cierres más fuertes por tiempo limitado en el marco de las reuniones entre el Gobierno nacional y porteño, pero sostuvo que “acompaña las medidas” presidenciales como método de prevención para evitar la propagación del coronavirus. No obstante, señaló: “Se van a tomar las medidas que se tengan que tomar”.

“Nosotros cuando esbozamos cuál era la decisión que había que tomar (…) pensamos que había que hacer un cierre muy fuerte durante un tiempo limitado, obviamente acompañamos estas medida pero sabemos que a veces la decisión no es cerrar o no cerrar, si no si se cierran antes o después de un desborde”, sostuvo Kicillof.

“Prefiero ampliar y construir hospitales que ampliar cementerios”, dijo el gobernador, al tiempo que lamentó que “la situación cambió violentamente, súbitamente” por la velocidad de los contagios.

Asimismo, el gobierno advirtió que “estamos en riesgo de que se saturen las terapias intensivas y no solo en la provincia”, y consideró que si no se paran los contagios de coronavirus “no hay sistema que aguante”.

Al referirse a la vacunación, el mandatario bonaerense destacó que ayer la provincia superó el récord y aplicó 82 mil vacunas. “Venimos haciendo la campaña de vacunación más grande de la historia. Hoy nuestro sistema de salud enfrenta esta segunda ola con una protección totalmente distinta”, destacó.

En ese sentido, enumeró que son 764 mil los vacunados mayores de 70 años, 65% de los inscriptos de esa franja etaria. “El lema es ‘Cuidarnos para vacunar’. Sería muy triste que con dosis disponibles alguien se contagie y pierda la vida”.

FUENTE: Infocielo