«Los Abella dejaron más de 150 millones de pesos del Fondo Educativo sin utilizar”

CAMPANA El pre-candidato del Frente de Todos, Rubén Romano, junto a quienes lo acompañan en la lista postulados al Consejo Escolar, denunciaron la gestión educativa del Municipio durante la pandemia. “No se invirtió un sólo peso en educación, mientras se ocuparon únicamente de repetir el slogan de vuelta a clase como oposición a las medidas de cuidado”, cuestionaron.

El pre-candidato del Frente de Todos, Rubén Romano, analizó la gestión municipal en términos educativos, acompañado por quienes lo acompañan en la lista como candidatos al Consejo Escolar, Gisella Maidana, Nicolás Urbieta y Chela Grandi.

Romano y su equipo lamentaron la falta de inversión municipal durante la pandemia, reflejada en más de 150 millones de pesos destinados a obras de infraestructura del Fondo Educativo que no fueron utilizados y quedaron sin ejecutar.

“Es una verdadera lástima porque sabemos de las deficiencias que existen en muchos establecimientos, en jardines de infantes y maternales. Durante la pandemia, Escobar construyó unas 30 aulas. Mientras que Campana, ninguna. Nuevamente quienes quieren mostrarse como paladines de la educación, tienen un doble discurso y niegan fondos legítimos para destinarlos a fines que no son los naturales” aseguró Romano.

Para el candidato, “No se invirtió un sólo peso en educación, mientras se ocuparon únicamente de repetir el slogan de vuelta a clase como oposición a las medidas de cuidado. Los Abella no hicieron las obras que tenían la obligación de hacer, ya sea porque no saben cómo hacerlas, o no quisieron. Plantearon una absurda pelea en supuesta defensa de la educación y de la vuelta a clases presenciales, pero no realizaron ni una sola obra para que esto sea posible, o al menos, mucho más fácil. Queda en evidencia la intencionalidad de generar una nueva grieta, o la incapacidad de hacer cosas a favor de los estudiantes y los y las docentes”.

Por último, el equipo educativo del Frente de Todos destacó que las únicas obras que se concretaron en la Ciudad “fueron a través del programa Escuelas a la Obra. Nuevamente la fuerte presencia de la Provincia, fue la que garantizó la vuelta a clases presenciales ante la inacción del Intendente y de su hermana” concluyeron.