Autoridades sanitarias insistieron en la necesidad de erradicar criaderos de mosquitos

Autoridades sanitarias porteñas y bonaerenses insistieron en la necesidad de erradicar los criaderos de mosquitos que se generan en cualquier recipiente que acumule un poco de agua en el hogar y descartaron que los mosquitos que aparecieron hoy en el Área Metropolitana de Buenos Aires sean transmisores de dengue, zika o fiebre chikungunya.

La directora de Epidemiología de la Provincia De Buenos Aires, Andrea Jait, afirmó en diálogo con Télam que “los mosquitos que vemos hoy en el Área Metropolitana son Aedes Albifasciatus, que molestan mucho porque pican pero que no son el Aedes Aegypti que contagia el Dengue y otras enfermedades”.

“Todos tenemos que saber que cada uno de nosotros cría sus propios mosquitos en su casa, particularmente en el caso del Aedes Aegypti que es un mosquito hogareño que aprovecha cualquier lugar en el que se acumule agua para dejar sus huevos, por eso es importante que hagamos prevención de criaderos durante todo el año”, apuntó.

La funcionaria sostuvo que “en estos momentos estamos en un período interepidémico sin circulación del virus y es probable que por la restricción de traslados por la pandemia de Covid-19 disminuya un poco la circulación de personas que quizás llegan contagiadas de otras regiones, pero de todos modos estamos muy atentos y alemtamos a la población a que se tome el tiempo para erradicar los criaderos en su casa”.

“También es muy importante desalentar la demanda de fumigación, porque en la mayoría de los casos resulta una medida preventiva totalmente ineficaz, el Aedes aegypti es un mosquito domiciliario que no habita grandes espacios verdes, por lo que aplicar allí insecticidas resulta contaminante e inútil”, advirtió.

“La fumigación por su escaso poder residual no es sustentable, si bien una proporción de mosquitos adultos muere con la aplicación de insecticidas, las larvas derivarán en pocos días en nuevas poblaciones; además los productos químicos utilizados pueden generar resistencia en los mosquitos y requerir dosis cada vez más altas de veneno para lograr el mismo resultado”, completó.

El gerente operativo de Epidemiología del ministerio de Salud porteño, Julián Antman, afirmó en diálogo con Télam que “al día de hoy no hay en la ciudad de Buenos Aires casos confirmados de ninguna de las tres patologías vinculadas con el mosquito Aedes Aegypti y mantenemos una vigilancia activa a través de la cuál ya descartamos unos 60 casos sospechosos”.

“Estos mosquitos en particular comienzan a aparecer todos los años en el mes de octubre y tienen su momento de mayor actividad en los meses de marzo y abril, pero la presencia por sí sola del Aedes Aegypti no confirma que haya dengue, porque la otra alternativa para los contagios es que una persona que viajó al exterior vuelva enferma y que un mosquito que la pique acá comience la transmisión picando a otras personas”, indicó.

El funcionario sostuvo que “después de un año epidémico como el que tuvimos en 2020 suele ocurrir que se registren pocos contagios, y además las limitaciones a los viajes internacionales que se impusieron por la pandemia de Covid-19 disminuye las probabilidades de que personas que normalmente viajaban a Bolivia, Paraguay o Brasil regresen contagiadas”.

“Aunque estimamos que este año se pueden registrar menos casos de dengue que el año pasado en la ciudad de Buenos Aires es importante que todos seamos responsables de eliminar los diferentes criaderos; no se trata sólo de descacharrar sino de eliminar recipientes en los que el mosquito pueda dejar sus huevos, y por eso son importantes acciones como no dejar potus en agua o lavar todos los días el bebedero de las mascotas”, completó Antman.

FUENTE: Telam